Estética de la comunicación

El Conejito Play Boy

 

 

 

                   

 

 

 

“El Conejito de PlayBoy”

 

Icono sexual por excelencia, familiar de Bugs Bunny, ligado a décadas de éxito y reconocido por cualquiera (que no viva en una cueva). Se posa en nuestros ojos el perfil de uno de los animales más tiernos y simpaticones.

 

Cuando los Otakus (cultura japonesa basada en el fanatismo del manga, animé, cómic…), decidieron optar por un fetiche de orejitas y rabito de conejo, acertaron en la mente y en el erotismo como combinación de ideas. Ellos humanizaban al roedor en una delicada niña (de ojos enormes y algún slapstic que otro). Pasó a ser adoptado y formalmente presentado al mundo por el magnate Hugh Hefner, quien educaría al conejito para sentirse a sus anchas en California. El Pin-up de los 50´, puso al conejo cara de tontita, aguas en el pelo y cuerpos de grandes caderas. La fama iba aumentando. Los sesenta vinieron con el imperio de La Mansión, la revista, las fotografías, y demás merchandising que  llegaría a nuestros días en el máximo esplendor. Joyas, ropa, videojuegos, cine… forman la colección del mito erótico más grande de todos los tiempos.  De una cultura implantada exquisitamente, llegó a formarse y ser tratado en una amplia paleta de aspectos. Se une a conceptos de glamour, belleza, fama, drogas, alcohol, rock, lujuria, y, por supuesto, sexo.  

La simbología base de la imagen no ha cambiado, pero sí lo hizo su forma y contenido con el paso de los años.

 

El conejito de Playboy refleja sensualidad en cualquier parte del mundo (uno de los pocos símbolos que oriente implantó en occidente). Feministas en contra, o amantes del cine erótico a favor. Mítico disfraz de fiesta subida de tono. Niñas con camisetas rosas de brillantitos con el conejo, (aunque sólo sabrán quién fue Bettie Page si con suerte entran al cine). Estrellas de la música y Hollywood entera alabando la silueta de una cabecita de orejas y pajarita. Dicho así suena absurdo, pero lo cierto es que la imagen supo hacerse hueco y mitificar los fetiches, escupir en la cara de los tabúes y poner orden y monopolio en esto de los grandes del erotismo. Por último, y más importante, “El Conejito de PlayBoy”, indagó en la mujer, en sus curvas, y en su forma de posar frente a una cámara, de manejar a miles de hombres, con sólo ponerse una diadema, un rabito, y sonreír.  

 

 

Tabajo 1.

Patty de Frutos

 

Comentarios

me encanta playboy...es super

SABEN LO Q TENIAN Q AVER PUEZTO: lo q tenian q aver puesto es poner conejosplaybpy en "" COLOR"" porque el ¡¡COLOR NEGRO ES DE LA MALA SUERTE!!

amooooooooooooooooo a lassssssssssssss conejitas

sabias que el papa de la camila es un cagon porque lo corrio el juanse y mario baracu

Hola, ando buscando una imagen del conejito de playboy pero con una guitarra, lo necesito para un trabajo, alguien me puede ayudar, no la logro obtener

el conejito se encuentra en el sweter en la costura del lado derecho

loo mejorr lokoo eeh jajaj aguantee ell conejitoo

esta chido el conejito un emblema muy reconocido en todo el mundo

me enkanta td de playboy... amo! la ropa... accesorios... todo!

LE ENCONTRE EL CONEJITO A DORISMAR CUANDO SALE EMBARAZADA ESTA EA SU ARETE IZQUIERDO EN LA PARTE BAJA DE LA GOTA Y POR CIERTO ESTUVO CHIDA LA EDICION SI NO ES MUY TARDE QUIERO ESOS MIL VAROS

Añadir un Comentario: